Bagamoyo

Bagamoyo fue uno de los centros comerciales más importantes del este de África en el siglo XIX, su historia se ha visto influenciada por comerciantes árabes e indios, por misioneros cristianos y por los colonizadores alemanes. Hacia la segunda mitad del siglo XIX se convirtió en un puerto comercial de marfil y de esclavos. La esclavitud fue prohibida oficialmente en 1873, pero continuó clandestinamente hasta finales del siglo XIX. Bagamoyo fue durante el siglo XIX punto de partida de numerosas expediciones europeas hacia el interior del continente, como las de los exploradores británicos Richard Francis Burton, John Hanning Speke, James Augustus Grant o Henry Stanley.
Entre las todas sus maravillas puede visitar las ruinas de Kaole, que datan del siglo XII. Se cree que en estas fechas tuvieron lugar los primeros contactos del Islam con África. También puede pasear por el Fuerte Antiguo, construido en 1860 para retener a los esclavos que iban a ser enviados a Zanzíbar. O la primera iglesia católica romana del África oriental, construida alrededor de 1868, que sirvió de base para dirigir un campamento de unos 650 esclavos liberados. El cuartel general de la administración colonial alemana, el Boma, en la primera capital del África oriental alemana. El Museo de la Misión, en el que se expone la historia de Bagamoyo y la Iglesia Conmemorativa de Livingstone, entre otros. Finalmente puede darse un refrescante baño en las playas de arena blanca de Bagamoyo, consideradas como unas de las mejores de toda la costa del África oriental.