PROBLEMAS CON LA COMUNIDAD MAASAI

Problemas con los que nos encontramos en la comunidad Maasai

  • Acceso y disponibilidad a agua limpia: Los Maasai habitualmente, caminan varios kilómetros para poder conseguir agua y la que encuentran, no suele ser ni fresca ni limpia, y es compartida por humanos y animales por igual. El uso doméstico del agua contaminada (beber, cocinar, bañarse), puede provocar varias enfermedades.Las personas encargadas de ir a buscar agua son las mujeres de la aldea. A parte de la poca potabilidad del agua, se encuentran con otros retos. Los ríos, lagos y charcas son lugares donde viven los hipopótamos, los cocodrilos y otros reptiles. De modo, que los encontronazos con este tipo de animales también es un peligro para su seguridad. La estación seca es un poco más segura, porque estos ecosistemas tienden a secarse y es más fácil de localizar a este tipo de animales.
  • Falta de educación sanitaria y escasos centros de salud: La alta influencia de sus creencias culturales les influye a la hora de aceptar la medicina occidental. El gobierno de Tanzania ha hecho grandes esfuerzos para ayudar a la falta de recursos sanitarios, aunque estos esfuerzos siguen siendo insuficientes por el momento. La falta de educación en el tema de salud conduce a una alta tasa de mortalidad por VIH/SIDA, infecciones de transmisión sexual y otras enfermedades contagiosas como la tuberculosis.
  • Mutilación genital femenina: Aunque la práctica de la mutilación genital femenina (MGF) es ilegal en Tanzania, en algunas comunidades arraigadas a sus rituales culturales más antiguos, se continúa practicando. Así que es vital proporcionar educación para mostrar los claros impactos negativos de la MGF, y cómo esto contribuye a la muerte de las niñas en la comunidad Maasai. No nos olvidemos de la circuncisión, práctica que si no se realiza de un modo adecuado también puede ser una amenaza para la vida de los chicos, debido a un sangrado excesivo o infección.
  • Retos de las mujeres viudas: Una de las características de la cultura Maasai es su sistema patriarcal. Las posibilidades de evolucionar dentro de esta comunidad, viene dada por el sexo. Los hombres tienen muchas más libertades y ventajas que las mujeres. En este sistema polígamo cuando un hombre muere, sus mujeres e hijos se quedan sin ningún sustento económico, y pasan a ser responsabilidad de uno de los hermanos del fallecido. Hecho que crea aldeas enteras de mujeres viudas. Para mantener a sus hijos, elaboran y venden artesanía Maasai (pulseras, collares, pañuelos, etc.) para poder comprar y vender cabras y vacas, animal muy preciado para los Maasai. La mayoría de estas mujeres son analfabetas, dificultándoles el poco comercio que puedan llevar a cabo.