PROYECTO SOCIAL

Small World of Travellers

Nuestra empresa Small World of Travellers tiene como propósito realizar diferentes proyectos sociales para ayudar a la comunidad Maasai. El método de financiación de estos proyectos es a través de los diferentes safaris que ofrecemos. Con la idea de hacer un intercambio de crecimiento personal, el viajero se lleva una experiencia única y la gente local una mejora para sus vidas.

Mi nombre es Aida Escursell Orta soy antropóloga evolucionista y natural de Barcelona. Como antropóloga, una de mis pasiones son las culturas y nuestros ancestros, dos características claves de África. En un viaje a Tanzania, cuna de nuestra humanidad, conocí a mi socio y cofundador de Small World of Travellers, Mark Daniel Nasira. Daniel nació y creció dentro de la comunidad Maasai del distrito de Simanjiro, en la región de Manyara, en Tanzania. Como es tradición en la cultura Maasai y otras sociedades en Tanzania, el padre de Daniel es polígamo, y está casado con 5 esposas. Daniel, es uno de sus 45 hijos.

Los ancianos de las aldeas, hasta el día de hoy, creen que la educación de los niños es una seria amenaza para la cultura Maasai. Creen que si los niños son educados, podrían cambiar sus ideas y abandonar sus prácticas culturales tradicionales, así que los padres Maasai suelen tener dificultades para enviar a sus hijos a la escuela. Daniel y uno de sus hermanos, fueron los únicos niños de toda su aldea que tuvieron la oportunidad de asistir al colegio. Daniel fue a la escuela primaria, secundaria y a la universidad. La escuela primaria está situada a 20 kilómetros de su pueblo, así que tenía que andar 40 kilómetros al día, sólo para asistir a la escuela. Para poder ir a la escuela secundaria, se trasladó a un pequeño pueblo de Kenia, Naivasha. Con su ejemplo podemos ver las dificultades con las que se encuentran muchos niños Maasai para ir al colegio.

Actualmente Daniel tiene una experiencia de más de 15 años como guía en diferentes empresas de safari.

Desde muy joven Daniel veía como llegaban turistas de todo el mundo a diferentes aldeas Maasai para conocer su gente y cultura. El hecho de conocer e interactuar con todas estas personas y culturas diferentes, le motivó a estudiar la carrera para llegar a ser guía.

Pero por más que estamos en África, seguimos viviendo en un mundo globalizado dirigido por el capitalismo, gran enemigo de todas estas comunidades desfavorecidas, por lo que Daniel muchas veces estaba en desacuerdo con la política de las empresas en las que trabajaba, así que: ¡tuvo una idea!

¿Y si creo mi propia empresa de safari y destino los beneficios a los diferentes proyectos sociales que necesitan estas comunidades?

Al conocernos en un safari y después de muchas charlas decidimos asociarnos… Y así nació el grupo Small World of Travellers.